causes-of-burn-banner

Quemaduras por Radiación

Si una persona entra en contacto con luz ultravioleta o radiación nuclear, la víctima puede sufrir de quemaduras por radiación. Algunos ejemplos de estos tipos de quemaduras son aquellos que suceden como resultado de sobreexposición solar, uso de camas de bronceado, imagenología médica, y sobreexposición a rayos-x. Desafortunadamente, para aquellos que se encuentran bajo tratamiento de quimioterapia, las quemaduras por radiación son un común efecto secundario de la radiación necesaria para pelear contra el cáncer. Aquellas personas que diariamente trabajan con rayos-x y con imagenología médica también se encuentran en riesgo de ser quemados por radiación. Mientras que los rayos-x y la radiación penetran las células y las dañan o matan, la reacción natural de la piel es la de enrojecerse alrededor del sitio de contacto.

Las quemaduras por radiación pueden ser muy peligrosas y pueden aparecer a lo largo de un periodo de tiempo. Cuando son graves, estás quemaduras pueden causar que una persona pierda tiempo laboral o incluso su trabajo y por ende experimente una menor calidad de vida durante el tratamiento de sus quemaduras. La exposición prolongada a rayos peligrosos puede terminar en daños a la piel y lesiones por quemaduras.

El aspecto más peligroso de las quemaduras por radiación es el hecho de que sus efectos pueden no sentirse ni evidenciarse por algún tiempo después del contacto inicial con la radiación. Aquellos que creen estar sufriendo de lesiones por quemaduras originadas por radiación deben de buscar atención médica.

Noticias Relacionadas