causes-of-burn-banner

Quemaduras Eléctricas

Las quemaduras eléctricas pueden suceder por una variedad de razones, incluyendo factores de iluminación. Sin embargo, la mayoría de las quemaduras eléctricas, suceden como resultado de productos eléctricos defectuosos o cableado defectuoso.

Las fallas eléctricas pueden causar cuatro tipos diferentes de quemaduras: arcos eléctricos, llamas, chispas y contacto directo. Cada una de estas formas de quemaduras puede ser muy peligrosa. Los arcos eléctricos pueden lastimar a una persona incluso si está no se encuentra cerca de la quemadura o explosión eléctrica porque la electricidad salta desde la fuente de poder hacia el cuerpo. Las llamas transfieren el fuego a algún artículo incendiable ya sea ropa o tela, el cual, si es inflamable puede ser extremadamente peligroso para la víctima. Las chispas son quemaduras térmicas que ocurren sin tener contacto eléctrico directo, por lo que también representan un peligro para las personas que se encuentran cerca, aunque no directamente en contacto con las explosiones eléctricas. El contacto directo transfiere la corriente eléctrica de la fuente de explosión a través de todo el cuerpo, y por ende puede causar daños a múltiples partes del cuerpo o a todo el cuerpo.

Si usted o un miembro de su familia ha sido víctima de una quemadura eléctrica, investigue la seguridad de los productos o del cableado involucrado. Incluso si usted no cree que han ocurrido lesiones físicas inmediatas, vale la pena buscar la ayuda de un profesional médico, ya que es posible que se originen lesiones psicológicas o emocionales debido a las quemaduras.

Noticias Relacionadas