causes-of-burn-banner

Lesiones por Escaldaduras

Las lesiones por escaldadura tienden a ser menos dañinas que otros tipos de quemaduras pero aún así pueden ser peligrosas. Los niños son quienes mayores riesgos tienen de presentar lesiones por escaldaduras, ya que ellos son los primeros en la lista del conteo de lesiones y hospitalización por escaldaduras. Estas quemaduras son causadas por vapores o líquidos calientes y también pueden ser causadas por fuegos artificiales. Mientras que estás son menos peligrosas que otros tipos de quemaduras, tales como quemaduras químicas o explosiones, su alta prevalencia entre los niños amerita que sea mencionada. Las estadísticas demuestran que para los niños menores a 5 años, las escaldaduras conforman el 90% de las lesiones por quemaduras.

La gran mayoría de los niños serán incapaces de articular la situación o el verdadero alcance de sus lesiones ocasionadas por una escaldadura. Es por estas razones, que es importante para los adultos tener el mayor conocimiento posible sobre la situación y buscar atención médica inmediatamente. Las explosiones por fuegos artificiales resultan en muchas lesiones alrededor de las manos, dedos, piernas, y cara. Los niños también son más propensos a sufrir de shock después de una quemadura, por lo que independientemente de la gravedad percibida de la quemadura, es probable que las lesiones ocasionadas sean más profundas de lo que parecen. Las escaldaduras también pueden resultar en una disminución de las capacidades mentales y discapacidades físicas. La extensión de las lesiones puede medirse considerando qué tan prolongado fue el contacto inicial, la profundidad de los daños de las quemaduras bajo la piel, y la edad de la persona involucrada.

Tal como sucede con los incendios residenciales, la mayoría de las escaldaduras ocurren en la cocina, alrededor del acto de cocinar, aunque los incidentes relacionados con el uso de agua caliente también se encuentran en uno de los principales lugares de la lista.

Existen códigos importantes relacionados a los hogares y a las tuberías con el fin de limitar estos accidentes, tales como el hecho de que en las casas recién construidas la temperatura del agua tiene un límite de 120 grados. Si esta plomería falla, los niños pueden sufrir peligrosas escaldaduras.

Noticias Relacionadas