causes-of-burn-banner

Incendios en el Lugar de Trabajo

Según el National Business Group on Health, los incendios en el lugar de trabajo resultaron en el 3% de los accidentes laborales en los últimos años. La mayoría de las lesiones sufridas en el lugar de trabajo como resultado de un incendio involucran a la mano. La mano es una de las partes más excepcionales del cuerpo humano; dependiendo de la quemadura, es poco probable que los profesionistas médicos devuelvan a la mano la totalidad de su uso después de una quemadura. El daño en los nervios, sobre todo en los dedos, es probable que se convierta en una aflicción permanente y que afecte gravemente la habilidad de mantener un trabajo y una alta calidad de vida.

Las quemaduras pueden dañar a las células y las terminales nerviosas, mismas que son difíciles y costosas de reparar, y el daño puede incluso ser demasiado para ser reparable. En caso de que sea necesario un injerto de piel, es decir, la aplicación de otra piel al área dañada, esto puede llevar a múltiples cirugías. Los injertos de piel requieren que la nueva piel y su apéndice no se muevan hasta por 5 días para permitir la adhesión de la nueva piel. Este proceso puede afectar el estado físico y emocional de la víctima y hacer necesario que se sometan a terapia física o entrenamiento para ajustar su vida. Para aquellos que hayan sufrido lesiones graves es posible que tengan dificultades para salir del hospital y prepararse para enfrentar la vida fuera.

Los incendios laborales también pueden tener un impacto psicológico sobre la víctima, mismo que lo lleve al shock. A pesar de los reglamentos que hacen obligatorios los extintores de fuego y las salidas espaciosas en los lugares de trabajo, en momentos de pánico y grandes incendios las personas tienen problemas para comprender la situación. Incluso después de que la persona ha sido retirada del fuego, permanece bajo riesgo de presentar problemas relacionados con la inhalación del humo y shock.

Noticias Relacionadas